miércoles, 29 de mayo de 2013

MAL USO DE BIOPOLIMEROS

En este mundo tan banal, tan enmarcado dentro de la realizacion de nuestos sueños personales, en que la informática y la tecnología nos indican a cada instante que nada es imposible, nos encontramos con la idea tan provocadora de transformarnos en divas de Hollywood, como sea  tenemos que parecer maniquies de vidriera aunque nos cueste morir en el intento...Son innumerables los casos de mujeres que han sucumbido a la tentación de lucir un cuerpo espectacular, unas lolas superpoderosas o un pompis elevado, en fin todas tenemos derecho a lucir mejor, pero el detalle está en como atentamos contra nuestra salud y hasta en muchos casos, contra nuestra vida. A pesar de que en el mundo está prohibido utilizar inyecciones de biopolímeros con fines estéticos, debido a los daños irreversibles que pueden generar en el organismo, estos se siguen aplicando por personas inexpertas y, sin supervisión médica, a través de inyecciones localizadas en cara, frente, labios, senos, glúteos y piernas, entre otras. El deseo de mejorar la belleza física, ha llevado a miles de personas a buscar métodos que se ofrecen por los medios de comunicación e Internet como rápidos, mágicos, económicos y efectivos. Estos productos, los biopolimeros, son derivados de la silicona y ocasionan deformidades y abultamiento facial, ya que se comprometen nervios importantes. Son complicaciones que no tienen remedio estético, aunque el cirujano plástico quiera solucionarlos de la mejor manera, siempre dejará secuelas.  los efectos adversos pueden notarse inmediatamente, en unos días, en meses o hasta en años. Cuando el daño ya está instalado, la  labor es muy difícil para los cirujanos plásticos porque para eliminar los abultamientos, debe sacar los biopolímeros y también los tejidos sanos, creando una deformidad y en muchos casos, hasta perdiendo los glúteos. Indicó que existen otros métodos para mejorar la apariencia física, aplicados por médicos especialistas muy calificados, por tanto, a la hora de elegir un procedimiento para estos fines, es necesario indagar, investigar y saber a quien se acude, no buscar este tipo de soluciones en peluquerías, salones de belleza y centros de estética no reconocidos, lo importante será tomar conciencia de su propio cuerpo, ya que no todo lo que se ofrece publicitariamente es lo mejor.

ISABEL VRIGINIA CHIRINOS FLORES
29/05/2013